Arraiolos/PT




 

 

 

 

 

 










 

 

 





Arraiolos recibe Foral nuevo de D. Manuel en 1511. Con limites administrativos definidos a partir de 1736, sufrió, entretanto, varias alteraciones: - Inclusión en el distrito de Évora (1835); Anexión del concejo de Vimieiro (1855); Anexión del concejo de Mora (1895); desanexión del concejo de Mora (1898). Tras la revolución de 25 de Abril de 1974, surge el Poder Local Democrático – fueran solucionadas muchas de las necesidades básicas de las poblaciones; se promovió el desarrollo económico y social de manera integrada y harmoniosa, elevando continuamente las condiciones materiales, sociales y culturales de vida, en el concejo. Situado en el interior sur del país, en la vasta región alentejana , Arraiolos es hoy un concejo rural de 2ª orden, con 684,08Km2, para una población de 8207 habitantes (censos de 1991) distribuidos por 7 ciudades: Arraiolos, Vimieiro, Igrejinha, S. Pedro da Gafanhoeira, Sabugueiro, S. Gregório y Santa Justa. Arraiolos se tiene hoy, con una administración abierta y democrática, como un concejo en expansión, donde sus gentes, orgullosas de sus antepasados y de su patrimonio, visan un futuro de progreso.
Cultura / Artesanía
http://www.cm-arraiolos.pt/artesanato/artesanato.htm

Turismo
http://www.cm-arraiolos.pt/turismo/patrimonio_religioso.htm

Culinaria
http://www.cm-arraiolos.pt

* Arraiolos, cuya fundación se atribuye a Sabinos, Tusculanos y Albanos, remonta al siglo II a.c., tiene según varios autores el nombre derivado del gobernador griego: Rayeo o Rayo, que en estas tierras fue señor, "Tierras de Rayo", y que, posteriormente, por sucesivas transformaciones vendría a dar: "Rayolo", "Arrayollos". Tuvo 1º Foral, de D.Dinis, en 1290, y Castillo mandado edificar por el mismo monarca en 1305.
Fue condado de D. Nuno Álvares Pereira - 2º conde de Arraiolos - a partir del año de 1387. Antes de recoger al Convento del Carmo en Lisboa, el Condestável del reino, permaneció aquí largos períodos de su vida.

Breve Apunte Histórico
Bordados a lo largo de los siglos, las Alfombras de Arraiolos son una de las afirmaciones más vincadas del genio de nuestro pueblo.
Llegaran hasta nosotros gracias las manos laboriosas de generaciones de bordadoras que les pasaran el mejor de sus gustos, de sus artes, con trazos de la vida de la grande planicie lejana. A los finales del siglo XV, por mandato de D. Manuel I, expulsas de Mouraria (Lisboa) y a camino del norte de África y del sur de España, varias familias mouriscas se fijarían en estas tierras.
Con la particularidad de ser artesones eximios y face al buen recibimiento de la población local, estos individuos se dedicaran a la manufactura de alfombras, a que, disfrazados de cristianos nuevos, irían llamar de alfombras de Arraiolos.
Los documentos más antiguos que se refieren a la fabricación de estas alfombras en la villa de Arraiolos fechan de os finales del siglo XVI, suponiéndose entretanto que su implementación tiene fecha de tiempos más lejanos.