Borba/PT
* Borba es una población antiquísima cuya fundación algunos autores atribuyen a los Galo-Celtas. Estuvo bajo dominio romano, godo y árabe, siendo conquistada por D. Afonso II en 1217 y poblada por lo propio rey.
En 15 de Junio de 1302 D. Dinis le concedió el primer Foral, constituyéndose Borba como concejo y libertándose de Estremoz. Tuvo nuevo Foral dado por D. Manuel I en 1 de Junio de 1512.
Fue también D. Dinis quien promovió la muralla castillada de la población. El castillo se disponía en planta cuadrilateral y su construcción obedeció el sistema corriente de las fortificaciones similares de la región. De gruesa albañilería, tenía muralla espesa en altura normal, coronada por merlões góticos y de ancho adarve que corría la muralla. El foso, poco profundo, desapareció con la construcción del caserío que se fue desarrollando en la parte exterior.

A los inicios del Siglo XVIII, el gobierno militar de la provincia determinó envolver la villa por un campo atrincherado, con fosos, estacaría y rutas cubiertas, obra que fue solamente perfilada y de que todavía existían vestigios en 1766.
Del castillo, edificado o remodelado del Siglo XIII, se conserva la torre de menagem y dos puertas, la de Estremoz y la del Celeiro.

Borba fue lugar de muchos acontecimientos notables de nuestra historia. Uno de los principales fue el ahorcamiento del gobernador del castillo, Rodrigo da Cunha Ferreira, y de más dos capitanes portugueses de la guarnición, en el verano de 1662, tras la invasión victoriosa del ejército de D. João de Austria. Este tendría mandado cometer el atroz acto como venganza por la muerte de tres capitanes, un sargento y 20 soldados de sus fuerzas, además de 50 heridos. La memoria de los pueblos guardó la efeméride en la tradición toponímica, con la "Rua dos Enforcados (Calle de los Ahorcados)", que pasó después a llamarse Rua Direita (Calle Derecha). No contento con su represalia, D. João de Austria mandó incendiar los Paços do Concelho (Pazos del Consejo) y el Cartório Municipal (Notaría Municipal), perdiéndose todos los manuscritos antiguos de la historia de Borba.

En 1383-1385, Borba se vio envuelta también en las campanas de la Independencia, con destaque para los acontecimientos transcurridos durante la ocupación de los aliados ingleses de Duque de Lencastre y la encerrona de Vila Viçosa, donde perdió la vida Fernão Pereira, hermano de D. Nuno Álvares Pereira, que hizo cuartel general en Borba y fue su primer donatario, por merced de D. João I.

En 1483, D. Afonso Henriques, hijo de D. Fernando de Trastamara, señor de Barbacena, fue amerceado por D. João II con la alcaidaria de Borba, confiscada a los duques de Bragança.

En 1665, Borba estuvo ocupada por tres regimientos de infantería y un tercio de caballería, y la población sufrió de nuevo el pánico de la terrible invasión, que desmoronó en el campo de Montes Claros, con la derrota de los ejércitos de Filipe IV.
En 1708, el general de artillaría João Furtado de Mendonça, gobernador de la ciudad de Elvas, era comendador de Borba.

En Junio de 1711, la villa sufrió los incómodos de la ocupación militar del general español D. Domingos de Ceo, que impuso a la población un elevado impuesto de guerra.

Durante la Guerra Peninsular se levantó en Borba un grupo de milicianos que figuró en la defensa de Évora, en 29 de Junio de 1808. Poco después, entre 1809 y 1811, en la villa se alojó una brigada escocesa del ejército anglo-luso de Beresford.

in:
Dicionário Enciclopédico das Freguesias (Diccionario Enciclopédico de las Ciudades)
4ª Edição (4ª Edición)
MinhaTerra - Estudos Regionais de Produção e Consumo, Lda. (Mi Tierra – Estudios Regionales de Producción y Consumen, Lda)

Turismo / Ocio
http://www.cm-borba.pt/
Cultura / Culinaria
http://www.cm-borba.pt/
Artesanía
http://www.cm-borba.pt/